De ninguna suerte debemos fiarnos, solo de la buena.

Seneca

Send this to a friend